Los viajes en carretera pueden dar pereza. Suelen hacerse pesados y venir acompañados de atascos, sobre todo cuando tus vacaciones coinciden con las de media de España. Es por eso que a veces tenemos que tomarnos la ruta con filosofía e ir preparados para reconvertir nuestro road trip. Aquí van algunos consejos…

Claves para un road trip increíble

1.Crea tu propio listado de música. Haz con mimo un CD o USB con tu música favorita, música de distintos tipos para cuando te canses de un estilo. Una opción si tu coche no dispone de ningún dispositivo para escuchar música es emplear un pequeño altavoz o utilizar aplicaciones de música como Spotify para amenizar el camino. Entre estos ritmos, intenta también llevar estilos más animados, sobre todo si vas a conducir de noche. Te ayudarán a estar más activo en la carretera.

2. Si te aburres de escuchar música, una buena alternativa son los podcasts. Aplicaciones como Ivoox o Soundcloud ofrecen programas de radio para todos los gustos: viajes, deporte, ciencia, magazines, etc.. Podrás encontrar tanto espacios amateurs como de renombre. ¿Nuestro consejo? Descárgate un par de podcasts que hablen de vuestros destinos. Podréis aprender muchísimas curiosidades y optimizar vuestro viaje decidiendo qué os interesa más antes de llegar.

3. Nuestra última opción para estar entretenidos mientras viajamos es descargarnos aplicaciones de juegos tipo Trivial. De esta manera, tanto conductor como copiloto podemos estar entretenidos. Jugamos con terceras personas y es el copiloto el encargado de leer las preguntas al puro estilo Christian Gálvez. Nosotros solemos tirar del Preguntados o del Atriviate, ¿alguna recomendación?

Road Trip 2020 - 10 consejos para un road trip nivel experto

4. Imprescindible antes de montar en el coche es tener el kit básico de supervivencia listo. Éste incluye comida imperecedera o de fácil consumo (aunque no sea la más sana del mundo): frutos secos, patatas fritas y algún bocata; agua o refrescos e incluso algún café en formato frío. Nunca pueden faltar chicles para posibles mareos y ropa cómoda: leggins, camisetas anchas, chaquetas o sudaderas sencillas de quitar y poner, unas deportivas y alguna mantita si ya ha llegado el frío. Tampoco estaría mal que contases con un cargador portátil para largos viajes en coche usando el GPS. Nosotros te recomendamos este:

Ver en Amazon

5. Este kit puede completarse con un pequeño botiquín que incluya pastillas para dolores varios, posibles resfriados o alergias. Si tu viaje es demasiado largo, o tenéis que conducir varios días seguidos, puedes sumarle algún tipo de pomada de relajación muscular.

6. Échale un ojo al tiempo. Es muy importante no perder de vista las temperaturas. No solo te van a hacer falta en tus días de viaje, si no también mientras coges el coche. Te puede nevar por el camino. ¿Tienes cadenas? ¿Neumáticos de invierno? ¿Hay que buscar carreteras alternativas por algún desprendimiento? Son detalles que nos pueden estropear las vacaciones. ¡Sé previsor!

P.D: ¡Aviso viajero! A nosotros ya nos ha pasado y aunque improvisamos otro destino en el desvío, da mucha rabia. 

7. Relacionado con el punto anterior, revisa qué te compensa más: ir por carreteras públicas o peajes. Fíjate si hay mucha diferencia en tiempo y kilómetros. Una opción es ver las tarifas que te ofrecen en la página web de Autopistas. Ahí puedes encontrar tus alternativas, tarifas exactas e incluso el precio oscilativo que vais a gastar en gasolina.

8. Ni que decir tiene que antes de salir de viaje es necesario pasar por el taller para poner a punto el coche, ¿no?

9. ¿Y dónde paro a repostar? Un dilema en algunas ocasiones. Carreteras en las que no encontramos una gasolinera en 80 km, bares estancados en otro siglo y baños indignos. No hay necesidad de pasar penurias por el camino. Mira la ruta antes en tu GPS y localiza las paradas técnicas, quizás das con uno de estos bares de carretera

La gasolina es otro problema, ¿puedo ahorrarme un poco llenando el depósito? Hay aplicaciones que te lo ponen fácil. Otro truco es mirar el precio de la gasolina en el país que vas a visitar. Por ejemplo, si vas a Portugal te interesa echar gasolina antes de entrar, ya que el precio de la gasolina es bastante más alto que en España. 

Otra alternativa para ahorrar es compartir coche con Blablacar. La archiconocida aplicación te permite disfrutar de compañía, rica conversación y economizar. Quizá no sea la opción más prudente en tiempos de pandemia…

10. Y ya en tu destino fíjate bien cómo funciona el aparcamiento en la zona que vas a visitar: zonas de pago, restringidas para residentes (claros ejemplos lo tenemos en Granada o Toledo) o únicamente peatonales. ¿Qué significan allí las líneas azules o naranjas? Cada ciudad tiene sus particularidades y no queremos que nuestro final de viaje acabe en multa.

Un último consejo de regalo: tómatelo con calma. No podemos convertir nuestras horas en la carretera en una carrera de fondo. Haz los descansos que sean necesarios, disfruta del paisaje y para en aquellas zonas que te llamen la atención. Puede que, en medio del viaje, te encuentres con un pueblo maravilloso.