Salir al extranjero y no poder comunicarte con claridad es una frustración. Tal vez necesites indicaciones para llegar a la estación, saber si hay algún restaurante cerca del hotel o simplemente alguna recomendación sobre qué visitar. Pero todavía es peor conocer un idioma como el inglés de manera más o menos funcional… ¡Y no saber cómo pedir un café a tu gusto! Aquí te dejamos una pequeña guía de usuario que puede cambiar en función de las particularidades de cada región.

Si, como nosotros, también preferís el café sobre el té, leed lo que viene:

Las influencias italianas son evidentes, desde el nombre de la cafetería hasta el tipo de café está italianizado. Empecemos por la versión más corta: el espresso, una versión reducida de nuestro café solo. Este consiste en un ‘shot’ de café, es decir una sola dosis que literalmente significa ‘chupito’. Así de corto es.

Para hallar el equivalente a lo que en España es un café solo tendríamos que irnos al doble espresso. En otros lugares también se conoce como short black. El americano, por su parte, está compuesto de uno de esos ‘chupitos’ de café con agua, exactamente igual que en España. El contrario del americano sería el ristretto, una especie de café solo a la que se le retira una parte del agua para concentrar aún más el café. Si eres un cafetero de pura cepa, esta puede ser tu mejor opción.

Si el café a secas te parece muy fuerte, hay más opciones. Si quieres rebajar la intensidad cafetera en España pedimos un cortado. En el Reino Unido, sin embargo, la gama de grises es más amplia. Como el macchiato, que es un café solo que se ‘mancha’ con un poco de crema de leche para decorar. ¡NO ES LO QUE EN ESPAÑA SE CONOCE COMO CORTADO! Probablemente, el error más repetido por hispanohablantes en las cafeterías inglesas o escocesas. 

La influencia de los españoles en Inglaterra, ya sea como turistas o como inmigrantes, ha terminado por resignificar ciertos nombres. De hecho, en muchos lugares podréis pedir un cortado. Sí, así. En castellano. Lo normal es que en muchas cafeterías lo oferten o, al menos, lo entiendan. Si no es así, nuestro consejo es que pidáis un espresso (single o doble, en función de cómo lo queráis de fuerte) con “a dash of milk” o con “a little bit of milk”. Vamos, que en ese caso os toca pedir que os preparen el café a vuestro gusto, explicando cuánto café y cuánta leche os apetece.

El café latte, por su parte, es la versión análoga del café con leche… ¡Pero con espuma! A los ingleses les gusta rematar sus cafés con un dedito de espuma para decorar o para aportar más cremosidad al café. Si no lo queréis o no os gusta, pedidlo “without foam”. El flat white es un tipo de café muy similar al latte, pero aún más claro.

La versión extendida de esta modalidad es el capuccino, bebida universal en la que la capa de espuma deja de ser decorativa para pasar a ser protagonista, ocupando aproximadamente una cuarta parte de la taza.

El white coffee, sin embargo, se prepara sin espuma y la base de café suele ser americano. Es decir, esa versión “aguada” del café en la que se rebaja su intensidad mediante la disolución en más agua. 

Por último, tenéis versiones más pintorescas del café como el mocha, que se prepara con un poco de chocolate, o el espresso con panna, que se remata con nata montada. 

Tened en cuenta un par de detalles para finalizar, sobre todo si es vuestra primera visita. El precio del café suele variar en función de si es para tomar en el local o para llevar. Además, también es posible que junto a cada tipo de café haya dos precios, uno si lo queréis “corto”, o sea con una dosis de café; y otro precio si lo queréis en modo “largo”. 

Además, la leche que se suele utilizar es fresca y entera. Si queréis otro tipo de leche, un café descafeinado o alguna otra particularidad, os hemos preparado este pequeño glosario:

  • Café descafeinado: decaf. Úsalo junto al tipo de bebida que quieras. Por ejemplo… “a decaf cortado, please”
  • Café con leche sin lactosa: “Lactose free latte” o “latte without lactose”.
  • Con hielo: Usa “iced” delante de la variedad que vayas a pedir. “Iced macchiato, please”
  • Con leche de soja: “With soy milk”
  • Con leche de avena: “With oat milk”
  • Con leche desnatada (o semi): “Skimmed milk” o “sem-skimmed milk”
  • Café doble o largo: “Doble espresso” o “large espresso”
  • Para llevar: “To take away”

Diseño sin título 5 - Cómo pedir café en el Reino Unido

Ahora te toca ponerlo en práctica. Y si puede ser en alguna cafetería en la que cuiden el producto y al cliente, mucho mejor.