Tamara Crespo nos recibe en su trinchera después de una jornada larguísima. Parece que en Urueña se difuminan los horarios y las convenciones de la ciudad. Pese a que esta es la tercera vez que venimos a la única Villa del Libro de España, es la primera en que nos atrevemos a ponerle la grabadora delante. Ninguno sabe todavía que esa grabación se perderá y que tendremos que repetirla.

tamara crespo - Entrevista a Tamara Crespo (librería Primera Página)

Tamara regenta Primera Página, una librería atípica especializada en periodismo, fotografía y viajes. Habla del periodismo con nostalgia. Parece que no tanto por ella misma, que se dedicó en exclusividad a él durante un par de décadas y que sigue ejerciéndolo en RNE. Es como si describiese un oficio extinguido. Como si lo que ella aprendió no se pareciera mucho a la disciplina decadente que tenemos ahora. En estos años en Urueña ha tenido tiempo de abrir y mantener una librería en la era Amazon y de editar ‘Urueña: un destino de primera‘ junto a Fidel Raso. Una librera a contracorriente.

Pregunta. Después de tantos años en la brecha periodística, ¿cómo se decide dejar parcialmente el oficio para montar una librería en un pueblo como Urueña?

Respuesta. Pues fue una decisión difícil, porque el periodismo es para mi una profesión muy vocacional, pero las condiciones en las que se ejerce actualmente en España, en general, no son nada buenas. Hay un momento, eso sí, después de 20 años de trabajo en prensa diaria, en el que supe que no podía seguir, por salud y, sobre todo, por ser consecuente con la responsabilidad social del periodismo y con una ética. Urueña fue, desde que la conocí, en el año 2001, una especie de refugio. La idea de la librería vino mucho después, en principio, y como la villa del libro no existió hasta 2007, barajé otras posibilidades para poder trabajar aquí. He tenido mucha suerte porque el de librera es también un oficio que me hace feliz.

IMG 20191101 205637 scaled - Entrevista a Tamara Crespo (librería Primera Página)

P. ¿Cómo ves el periodismo desde tu trinchera actual? ¿Goza de tan mala salud como dicen los más agoreros?

R. Bueno, creo que ya he contestado con la primera respuesta. El periodismo está muy mal, sí, como muchas otras profesiones y aspectos de la sociedad; no están desligadas, muy al contrario, las distintas crisis que vivimos hoy en día, tienen relación. El periodismo, el buen periodismo, el trabajo profesional, independiente y honrado del periodista, es un pilar de la democracia. Creo que los ciudadanos no tienen conciencia de lo importante que es exigirlo y defenderlo. Más bien, le han dado la espalda al generalizar y confundir lo que es periodismo con lo que no tiene nada que ver. El periodismo es necesario y ha de ejercerse por profesionales y en condiciones dignas para que pueda cumplir su función social.

El periodismo, el buen periodismo, el trabajo profesional, independiente y honrado del periodista, es un pilar de la democracia

P. Urueña no es un pueblo cualquiera. ¿Qué tiene de especial la única Villa del Libro de España?

R. Para mi fue como una especie de flechazo, un sentirse bien si saber por qué. Me atrapó la fuerza de su paisaje, su luz, invernal cuando lo conocí, la armonía de sus tejados de teja vieja, el peso de la historia que transmiten sus murallas, los pájaros… Siempre digo que es como con las personas, con alguna conectas de forma instantánea y fuerte. También suelo decir que ese lugar especial para uno puede ser cualquiera. Urueña es un pueblo bonito y creo que agradable para vivir, pero eso, según mi idea de la belleza y de lo «agradable»; hay que buscar en tu interior, el lugar puede ser cualquiera. Lo que siempre he deseado y buscado yo es el contacto con la naturaleza, que es una fuente de bienestar.

P. ¿Cómo es la vida en un pueblo que apenas cuenta con 90 vecinos durante el invierno? ¿Echas de menos el ajetreo de la gran ciudad?

R. El ajetreo para nada, de hecho, cada vez me afecta más cuando voy a una ciudad. La vida aquí es muy austera y de soledad. Cuando se viene de visita un día soleado, un fin de semana o en temporada alta, puede dar una idea equivocada de lo que es como pueblo. Somos muy pocos vecinos, cada vez menos, por desgracia, y hay muchas personas mayores. Los pueblos, incluido este, siguen vaciándose, y aunque ahora se habla mucho de ello, no parece que se haga nada efectivo para pararlo. En el mundo rural hay mucha calidad de vida, y estoy convencida de que también hay gente que querría vivir como yo, pero o no se transmite eso o no hay políticas que lo favorezcan, o las dos cosas.

P. Se habla mucho de la España vaciada, pero no abundan las propuestas políticas para solventarlo. ¿Representa Urueña un ejemplo? ¿Es un modelo de atractivo turístico que se pueda copiar en otros lados?

R. El turismo es, en el caso de pueblos como Urueña, la única vía de desarrollo, porque el campo ya no da trabajo a mucha gente, aunque eso se resolvería también favoreciendo la agricultura y la ganadería menos industriales, más de pequeñas explotaciones, los mercados de proximidad… Pero si esa afluencia turística y la existencia de esas pequeñas empresas que viven de él no se reflejan en un asentamiento de población, es decir, si quienes montan un restaurante, una librería o lo que sea en el medio rural, no viven en él, o solo van a trabajar en temporada alta, si no se favorece y ayuda a quienes realmente quieren vivir en los pueblos, no hemos conseguido ese desarrollo ni la deseada repoblación.

IMG 20191101 183219 scaled - Entrevista a Tamara Crespo (librería Primera Página)

P. ¿Será Urueña tu última parada? ¿Dejas la puerta abierta a una hipotética vuelta a Bilbao o Valladolid?

R. Aunque los seres humanos busquemos o tengamos la ilusión de seguridad, eso es algo que no se puede predecir. Ser consciente de ello genera incertidumbre, pero también libertad, la libertad de no estar atado a un lugar que puede cambiar y dejar de ser ese lugar ideal para ti, por circunstancias ajenas o también personales.

En el mundo rural hay mucha calidad de vida, y estoy convencida de que también hay gente que querría vivir como yo, pero o no se transmite eso o no hay políticas que lo favorezcan, o las dos cosas

P. La primera vez que visitamos Urueña nos hablaste de ‘El Cisco’. Un proyecto de periodismo local casi sin precedentes. Un periódico para menos de 100 habitantes…

R. Y tan casi… No creo que haya habido otro pueblo de cien habitantes con periódico propio. Lo hacíamos, de forma altruista, dos periodistas con muchos años de experiencia profesional, e intentamos traer a Urueña, a nuestra comunidad, lo lo mismo que el periodismo lleva a todos los lugares en los que se ejerce con independencia, profesionalidad y honradez: información de calidad, pluralidad, libertad. Estamos muy orgullosos de haberlo hecho, de esos 60 números del periódico más pequeño del mundo, como nos gustaba llamarlo. El periodismo local es la mejor escuela para un periodista, y es el más meritorio, el más arriesgado y comprometido, y el más necesario también, pero siempre llama más la atención el internacional.

IMG 20191101 183213 scaled - Entrevista a Tamara Crespo (librería Primera Página)

Por último, un cuestionario rápido. En dos o tres palabras…

¿Una ciudad para vivir?
Cualquiera

¿El país más seguro en el que has estado?
Probablemente, España

¿Tu mejor viaje?
Las Islas Galápagos

¿Y el peor?
Ninguno. De todos puede sacarse algo bueno

¿Un país pendiente de visitar?
Ninguno. Para mi el viaje es siempre una oportunidad, no una necesidad

¿Qué ciudad de España consideras una ‘joya oculta’?
Ceuta

Tu truco para ahorrar viajando es…
No viajar demasiado lejos

¿Qué no falta nunca en tu maleta?
Un libro

¿Tu libro de viajes favorito?
Difícil elegir uno, pero para mí, Memorias de África, que me gusta mucho, es también un libro de viajes.